VIVIENDAS

Sí, las necesita para atender la demanda y las expectativas de sus habitantes actuales, de los jóvenes, de las familias. Y como ciudad metropolitana atractiva y consciente de las necesidades que tiene la conurbación de Barcelona Hay que tener en cuenta que la Oficina Local de Vivienda tiene registradas 4.000 solicitudes para acceder a una vivienda pública, dato que demuestra la necesidad existente y que se debe atender.

Sí. Actualmente están registradas más de 4.000 solicitudes en la Oficina Local de Vivienda.

En ningún caso. Es un proyecto marcado por el bien público y los intereses generales. La ciudad y sus habitantes salen ganando y se hace, evidentemente, cumpliendo escrupulosamente la normativa urbanística y los criterios sociales y económicos.

El desarrollo del proyecto es y será progresivo y gradual. Desde la aprobación inicial del entonces llamado Pla de Carat en 1993 hasta hoy, pasando por la aprobación definitiva del Pla con su nombre actual en 2006, el proyecto ha mantenido una lógica de adaptación a las necesidades presentes y futuras de Gavà.

Tras la construcción de la primera fase de la urbanización de Can Ribes, el primer bloque de pisos del Impsol, el nuevo parque de Bomberos, el Parque del Calamot o el Vial del Calamot; ahora se pone en marcha la segunda promoción de vivienda protegida, así como el CAP-3, el tercer ambulatorio de Gavà, que será una realidad en 2023.

Existe una voluntad firme de desarrollar el proyecto de manera progresiva. La primera fase avanzará en el marco del Plan Local de Vivienda 2021-2026, que establece los objetivos para los seis próximos años. En este periodo se contempla la creación de 1.589 pisos, de los cuales 757 serán públicos y 832 privados. Se prevé que el proyecto se desarrolle en un periodo gradual de 15 años, siempre respondiendo a los requerimientos y necesidades de la ciudad en cada momento.

Es un proyecto impulsado por el Ayuntamiento, avalado por la Generalitat y el Área Metropolitana, y basado en la colaboración público-privada, con la tutela municipal.

Se construirán un máximo de 4.896 viviendas, de las cuales el 40% serán de protección oficial. Las viviendas contarán con mecanismos de ahorro de agua, energía solar térmica en la producción de agua caliente sanitaria (ACS) y reducción del factor solar de las aperturas de cubierta, con las fachadas orientadas al sur-oeste.

Se opta por diferentes tipologías residenciales favoreciendo la cohesión social:

. Zona plurifamiliar tipo A. Ámbito residencial con densidad alta, tipología de ensanche, situada en la fachada del Delta y dividida en dos por el gran espacio libre de 260 m de anchura del Parc Central de Caçagats. Bloques de pb+5 y siete edificios de pb+8.

. Zona plurifamiliar tipo B. Ámbito residencial con densidad media, tipología abierta y singular, dando permeabilidad a los espacios libres entre las colinas y dando continuidad urbana en la ciudad existente por la parte de Can Ribes. Edificios de pb+4.

. Zona plurifamiliar tipo C. Ámbito residencial con densidad baja, tipología agrupada y plurifamiliar con jardines privados a compartir, situada en las llanuras al este de la riera dels Canyars. Edificios de pb+3 en general, y de pb+4 en el vial que va de la C-245 a la carretera de la Sentiu.

. Zona unifamiliar tipo D. Ámbito residencial con densidad muy baja, tipología de casas en hilera situadas al oeste del torrente del Calamot. Edificios de planta pb+2.

Con diferentes operadores. Tanto el Impsol, como ya ocurre con los pisos existentes y en construcción, como el propio Ayuntamiento o cooperativas y fundaciones.

Ponent incluye los estudios de movilidad que estos proyectos requieren, tanto en vialidad y aparcamiento como en transporte público, y la apuesta por la movilidad sostenible-segura es evidente. Se ha planificado la red viaria desde la perspectiva del peatón y se ha adaptado el máximo a la topografía y el entorno y se desarrollarán medidas de atenuación del impacto acústico.

Además, Pla de Ponent tiene una situación privilegiada en lo que respecta al transporte público, e incluye líneas de autobús, un nuevo apeadero de Renfe y dos estaciones del llamado futuro “Metro del Delta”.

MEDIO AMBIENTE Y SOSTENIBILIDAD

Pla de Ponent ofrece mucho más que 5.000 viviendas, ya que permite recuperar el espacio natural y preservarlo para las generaciones futuras y para el mantenimiento de la diversidad y funcionalidad ecológica del entorno. En este sentido, únicamente el 15% del suelo se destinará a viviendas, con lo que Ponent será un espacio mayoritariamente verde y que recupera y protege el patrimonio natural.

Se conformarán 5 parques forestales nuevos, abiertos a la ciudad y con una normativa específica para reforzar su valor ecológico y ambiental. Además, el plan incorpora propuestas técnicas innovadoras de gestión del agua, preservación y potenciación de especies, renaturalización de las rieras y mantenimiento y gestión de los bosques.

Pla de Ponent permite recuperar, preservar y renaturalizar el espacio natural y mantener sus funciones como corredor biológico y conector paisajístico. Actualmente, el último espacio no edificado entre el Massís del Garraf y la plana deltaica tiene importantes déficits de conservación y mantenimiento, ya que en gran parte son áreas de propiedad privada. Pla de Ponent revertirá esta situación.

Ponent cuenta con una regulación propia para garantizar el uso adecuado de todas las zonas verdes y naturales. Y se articularán los mecanismos y recursos necesarios para asegurar su mantenimiento.

La urbanización de Gavà Ponent permitirá ganar 1.700 árboles. Un balance positivo que se centra en los ámbitos de viales y parques de ribera, a partir de un estudio exhaustivo que, con los últimos avances tecnológicos, ha identificado la arboleda afectada ejemplar a ejemplar y las previsiones de nueva plantación.

En el sector se han localizado 2.074 ejemplares, cifra que no incluye algunos pies de especies exóticas, ornamentales y/o cultivadas que no constituyen vegetación natural.

El proyecto de urbanización afectará 1.865. De estos se trasplantarán 623 a espacios adyacentes a los viales o en los parques de ribera. Se trata de árboles con valor patrimonial y paisajístico.

De los 1.242 no trasplantables, 1.055 son ejemplares de pino blanco que no conforman pinares, dado que estos se preservan dentro de los parques que incluye el planeamiento. Tampoco se conservan ejemplares concretos de especies autóctonas que presentan un mal estado vital.

Además de trasplantarse 623 árboles, se plantarán 2.910 ejemplares de especies autóctonas.

Asimismo, para preservar arboledas incluidas en el Catálogo de árboles y arboledas de interés de Gavà se contemplan diferentes soluciones:

. Adaptar los proyectos de urbanización para conservar los ejemplares in situ. Es el caso del roble de Can Quatre, la encina dels Canyars, o el pino piñonero situado cerca de la cisterna de Can Valls del Racó.

. Trasplante con técnicas especiales: Algarrobo del Pla de Canyars.

. Preservación del algarrobal de Can Torrent, el robledal del torrente de Can Cuatro, el encinar de la Rieras de Canyars y el robledal del Torrent del Calamot. También otras arboledas catalogadas, como los algarrobos de Caçagats, del Parc del Calamot o de Can Llong.

Sobre la vegetación existente en solares edificables (edificios de vivienda y equipamientos), se aplicará la normativa específica del Plan Parcial, que tiene el objetivo de conservar la calidad natural y paisajística del entorno. Una normativa que exige mantener los árboles autóctonos de cierto porte y singularidad, ya sea conservándolos en su emplazamiento, trasplantándolos o sustituyéndolos por nuevos ejemplares o vegetación de valor equivalente.

Sí. Ponent se ha planificado de acuerdo con la «memoria del territorio»: únicamente se construye allí donde el hombre ya había transformado la naturaleza. Ofrece la oportunidad de recuperar los valores naturales, como el Turó del Calamot y la Riera de Canyars, y preservarlos para las generaciones futuras y para el mantenimiento de la diversidad y funcionalidad ecológica del entorno.

El Parc dels Canyars es un eje vertebrador del nuevo crecimiento y tiene un valor de conector biológico y paisajístico. Será un parque de ribera con caminos, terrazas y vegetación de ribera que se irán combinando desde las zonas más al norte hasta zonas más artificiales en las partes más urbanas cerca de la C-245. Será un espacio verde que renaturalitzará la riera y el torrente del Calamot y donde se creará una zona húmeda seminatural y se establecerá una red de puntos de agua.

El Parc Central de Caçagats, el mayor de los cinco que se crearán, será un parque forestal en la parte central y norte, con los usos restrictivos propios y las mínimas intervenciones. Comportará la protección de la colina del Calamot y la colina de Caçagats, así como la mejora del conjunto de la estructura forestal.

Cada parque deberá respetar las indicaciones de la ordenanza de los espacios naturales del sector, específica e inédita en otros planeamientos urbanísticos. Además, se establecerán pasos de fauna, cajas nido y comederos; se recuperarán y crearán 18 kilómetros de nuevos caminos y 13 kilómetros de carriles bici; y se suprimirán 9,9 km de líneas aéreas y 215 torretas.

Pla de Ponent permite recuperar, preservar y renaturalizar el espacio natural y mantener sus funciones como corredor biológico y conector paisajístico. Actualmente, el último espacio no edificado entre el Massís del Garraf y la planicie deltaica tiene importantes déficits de conservación y mantenimiento, ya que en gran parte son áreas de propiedad privada. Pla de Ponent revertirá esta situación.

La urbanización de Ponent incluye la creación de un vial que forma parte de los nuevos barrios de Canyars sur y Canyars Nord, convirtiéndose en una calle interna de los nuevos barrios.

Es un vial plenamente integrado en el territorio.

Conectará la carretera de la Sentiu con la C-245, el c. Isaac Peral y la C-32.

Será una conexión alternativa para los vecinos del barrio de la Sentiu y contribuirá a reducir el tráfico de vehículos que circulan por la av. Joan Carles I.

Características:

  • 1.480 m de un carril por sentido
  • 135 m podrían acoger hasta dos carriles por sentido (en Canyars Sud)
  • Misma velocidad que el resto de calles de Gavà
  • Contará con tramos de carril bici y aceras de dimensiones importantes

Se construirá por etapas:
-La primera comenzará en la C-245 hasta el otro lado de la Riera de Canyars.
-Continuará su trazado cuando se urbanice el barrio de Canyars Nord.
-Será entonces cuando conectará con la carretera de la Sentiu.

EQUIPAMIENTOS

En terrenos cedidos por el Ayuntamiento, junto al edificio ya habitado.

Se reservan 14 hectáreas para equipamientos. Habrá equipamientos educativos, deportivos, sanitarios y culturales. El destino final de los equipamientos está pendiente de concreción y se definirá en planes especiales, aunque ya son visibles ejemplos como el parque de Bomberos o CAP3, el tercer ambulatorio de Gavà que será una realidad en 2023.

El planeamiento urbanístico de Gavà Ponent estableció que buena parte de la zona actualmente ocupada por la hípica pasara a ser zona de titularidad municipal reservada para equipamientos. Otra parte pasará a ser hotel.

La parte de equipamiento es uno de los 20 espacios para equipamientos que tiene Gavà Ponent en conjunto, y actualmente ya es propiedad del Ayuntamiento. En su momento, el proceso de planeamiento urbanístico y reparcelación ya supuso que los antiguos propietarios recibieran la correspondiente indemnización, sin perjuicio de que puedan seguir prestando el servicio de hípica de manera temporal mientras no se concrete la ejecución del sector.

El destino de esta zona de equipamientos está pendiente de concretar. El equipamiento, que siempre tendrá carácter público, podría pasar por mantener el uso actual de hípica (con un gestión pendiente de concretar siguiendo los procedimientos que la normativa prevé en estos casos) o decidir otro distinto.

Por otra parte, el planeamiento también definió que en los actuales edificios construidos en el recinto de la hípica se construiría un hotel, dado que su titularidad ha pasado a ser privada y los propietarios pueden promover esta instalación hotelera. El hotel podrá conservar la edificación existente o sustituirla por una nueva, siempre con los parámetros de la edificación que marca el planeamiento y siempre integrándose en el conjunto de la zona de equipamiento y en el entorno natural .

Así pues, la zona de la actual hípica incluirá, en primer lugar, un equipamiento público, y al mismo tiempo la construcción de un hotel. Y como se establece en todo el sector de Gavà Ponent, la preservación y mejora del entorno con la creación de parques forestales y urbanos.

Hay que remarcar que esta zona estará rodeada por el Parc Central de Caçagats, espacio libre de uso público. Buena parte de su superficie será parque forestal y la intervención será la mínima indispensable para garantizar su preservación.

El espacio libre de las edificaciones, tanto del hotel como de los equipamientos, se tratará con los criterios medioambientales establecidos en las ordenanzas del plan parcial.

El espacio destinado al comercio que prevé el planeamiento es de unos 30.000 m2. Se prevén establecimientos principalmente en planta baja y se contempla la coexistencia y diversidad de usos comerciales.

La previsión que hace el planeamiento vigente es proporcional al crecimiento de viviendas y actividad global de Gavà Ponent.

El límite máximo es de 1.500 m2 por establecimiento (no habrá ningún establecimiento más grande que el actual Mercadona de Can Ribes).

Las lógicas de implantación son las siguientes:

Nuevo barrio de Can Ribes: el comercio se coloca en todas las plantas bajas que dan a la calle 8 de març. Así se estira hacia Gavà Ponent la actividad urbana que ya tiene la calle Sant Pere.

Barrios de Ca n’Horta y Canyars Sud: se plantea una doble disposición. Por una parte, los comercios con escaparate mayores darán a la fachada de la C-245 con la posibilidad de ocupar altillos. Por otra parte, comercios de barrio más pequeños ocuparán las plantas bajas que dan a la calle paralela a la C-245, por la parte norte de las islas.

Barrio Canyars Nord: prevé una posición central de barrio donde se concentra el comercio y opcionalmente se podrá alargar por el vial central del barrio o bien hacia el vial que conecta con Castelldefels.

En todo caso, los espacios reservados para actividad comercial pueden considerarse en sentido general bajos con actividad económica. Podrían ser oficinas, coworking o similares, empresas de servicios, espacios dirigidos a logística – distribución … y otros usos que pueden surgir.

Gavà es una ciudad que tiene un eje comercial de mucha centralidad y asociado a la rambla y la isla peatonal del centro. Por lo tanto, el crecimiento de Gavà Ponent no pondría en riesgo este modelo, si bien podrá dotar de nueva clientela al comercio y los mercados de la ciudad.

La tendencia es que los barrios periféricos de las ciudades sí tienen algunos negocios para proveer a los vecinos de las zonas (supermercados, bares, restaurantes, servicios) pero no generan en general grandes nuevos ejes comerciales competitivos con los de centralidad.